Colegio Colorado Mountain: Comprometidos con nuestras comunidades y los unos a los otros

15 de noviembre del 2016
Por Dr. Carrie Besnette Hauser

Esta semana pasada, me uní a una sala llena de gente en Glenwood Springs para escuchar a aquellos que podrían verse afectados por los posibles cambios en la política federal de inmigración.  Organizado por un abogado local, la reunión estuvo llena de educadores, funcionarios electos, trabajadores gubernamentales, representantes de organizaciones sin fines de lucro y muchos estudiantes, niños y familias. Todos buscaban comprender los efectos potenciales después de las recientes elecciones nacionales y escuchar a miembros de la comunidad que expresaron temor e incertidumbre sobre el futuro.

La verdad es que ninguno de nosotros sabe lo que va a cambiar – en todo caso – llegará el 20 de enero. Se hicieron muchas promesas en campaña, pero los planes reales no están claros. Lo que sí sabemos, sin embargo, es que muchos en nuestras comunidades están ansiosos. Ellos, como todos nosotros, han escuchado historias sobre aumento de intimidación en las escuelas, visto grafiti racialmente cargado en las noticias y vieron marchas de protesta por varios días en decenas de ciudades americanas.

Algunos que podrían verse afectados por cambios en la ley federal han empezado a preguntar a mis colegas y a mí si aún vale el esfuerzo el colegio.  Para un defensor de toda la vida por la equidad y acceso a la universidad, encuentro este sentimiento a la vez inquietante y triste.

En medio de este ambiente ansioso, quiero ofrecer información clara y precisa acerca de las leyes que rigen la matrícula y la inscripción en el Colegio Colorado Mountain y las expectativas de conducta para los afiliados con ella.

En primer lugar, la Acción Diferida para las Llegas Durante la Infancia o DACA, no es necesaria para pagar la menor tasa de matrícula “estatal” en los colegios y universidades públicas de Colorado para muchos, si no la mayoría, de los estudiantes de secundaria actuales. Colorado tiene una ley separada llamada ASSET que permite a los estudiantes que han estado en las escuelas secundarias de nuestro estado durante tres o más años y se graduaron a obtener status en el estado. Esta ley podría cambiar, por supuesto, pero requeriría la acción de la legislatura de Colorado, no de Washington, D.C.

Segundo, los estudiantes no necesitan ser ciudadanos estadounidenses para inscribirse en colegios o universidades públicas.  Nuestros colegios rutinariamente inscriben a estudiantes de todo el mundo y tienen muchos estudiantes cuyos estatus son inciertos, como los jóvenes sin hogar.  Ciertamente hay una serie de requisitos muy importantes necesarios para establecer la elegibilidad de matriculación estatal, que se considera un “beneficio público”, pero estas políticas sólo se aplican a los costos y no afectan a la oportunidad de participar en la universidad.

Del mismo modo, todos los estudiantes que están inscritos en nuestras escuelas secundarias locales se les permiten participar en programas de registración  concurrentes sin costo alguno a colegiatura.  El programa de matriculación concurrente se rige por las leyes de Colorado y es exclusivo de nuestro estado. Mientras que los estudiantes estén inscritos en escuelas secundarias públicas, la  matriculación concurrente puede estar disponible a ellos.

Por último, la ley federal nunca ha permitido a los estudiantes indocumentados el acceso a ayuda financiera federal como becas Pell y préstamos estudiantiles. Todos los estudiantes matriculados en la universidad, sin embargo, pueden recibir apoyo de fundaciones privadas y ciertos programas de ayuda financiera basados en el mérito. Por lo tanto, una serie de recursos de becas pueden estar disponibles para los estudiantes matriculados.

El mensaje más importante es: no renunciar a su educación o sus sueños.

A medida que el futuro se desarrolla, CMC sigue comprometido a ayudar a cada estudiante a tener éxito sin importar ciudadanía u opiniones políticas. Los resultados de la reciente elección nos obligan a escuchar y servir mejor a los desfavorecidos por nuestra economía global. Como tal, CMC está comprometido a desarrollar las habilidades necesarias para que todos los estudiantes logren éxito económico y resiliencia. Conéctese con nuestros equipos de admisión o ayuda financiera. Comparta sus aspiraciones con nuestro personal de consejería o pase tiempo con nuestra excelente facultad. Una vez más, no se rinda.

Como un recordatorio final, vamos todos a honrar y observar las expectativas de conducta que se encuentran en nuestra Constitución, así como las normas que vivimos en CMC. Ambos marcos de gobierno permiten la libertad de expresión y el derecho a reunirse pacíficamente para compartir opiniones e ideas. Como una institución imparcial, el colegio abarca estos ideales y alienta las oportunidades para la discusión, la exploración, el aprendizaje y el crecimiento que son pacíficas, respetuosas y civiles. El colegio también toma seriamente la responsabilidad de asegurar que las libertades, los derechos y la seguridad de todos los estudiantes y empleados sean honrados y protegidos.

Hace cincuenta años CMC fue establecido por nuestras comunidades de la montaña. Ese compromiso no flaqueará mientras sea presidente, así que por favor únase a su colegio y a su comunidad para asegurarse de que estamos – y permaneceremos para siempre – abiertos e inclusivos para todo.

Dr. Carrie Besnette Hauser es presidenta y CEO del Colegio Colorado Mountain. Comuníquese cone ella en cbhauser@coloradomtn.edu o sígala en Twitter al  @CMCPresident.